Agresividad

Este síntoma aparece a veces, cuando no podemos tolerar la frustración por cosas que nos han pasado, y responde a la impotencia que sentimos cuando no podemos cambiarlas como nos gustaría. También está relacionado con el miedo ante los cambios, cosa que requiere de una buena capacidad de adaptación. Mediante la terapia, ayudamos a las personas a comprender el motivo de su agresividad, cosa que posibilita la desaparición de este síntoma.