Ante las pérdidas y la soledad

Durante la 3ª edad sufrimos diferentes tipos de pérdidas. La muerte de los padres o de la pareja son hechos bastante comunes. Es posible que tengamos que aprender a vivir solos en un momento en que nos sentimos emocionalmente vulnerables. Si ante este esta situación tenemos poco soporte familiar o de los amigos. La ayuda profesional nos puede ayudar a superar estos momentos difíciles. Nosotros acompañamos emocionalmente a las personas en esta situación a reencontrar su bienestar emocional.